Buscar:   en Artículos adquiridos  | Opciones de búsqueda




¿Qué es un depósito dental?


Definición de depósito dental

Un depósito dental es un establecimiento o almacén destinado a la importación, distribución y venta de material dental, productos y equipos dentales para la clínica dental y el laboratorio.

Qué servicios ofrece un depósito dental

  • Distribución de material dental
  • Distribución de instrumental odontológico
  • Venta de equipos dentales
  • Venta de soluciones de software dental y de gestión
  • Venta de mobiliario dental
  • Servicios financieros
  • Servicio técnico y de reparación de equipos y piezas
  • Servicio de mantenimiento de equipos y piezas
  • Formación
  • Consultoría y auditoría de gestión dental
  • Diseño de clínicas

Historia

Los primeros depósitos dentales surgen de la necesidad de materiales de toda índole y procedencia por parte de los dentistas a raíz de la tecnificación de la profesión en el siglo XIX. En esta época se comenzaron a utilizar técnicas como las impresiones en cera, los dientes de porcelana o las coronas metálicas de oro que precisaban de material e instrumental especializado para su realización. De esa necesidad del dentista, que tenía difícil acceso al material, surgió la la iniciativa de pequeños emprendedores que deciden abrir los primeros almacenes de material dental.

En España uno de los primeros almacenes dentales se abre a finales del siglo XIX en Madrid, en la calle Hortaleza, que dispone de un catálogo con más de 160 instrumentos. Por lo general, se trataba de pequeños despachos de material dental en diferentes ciudades de la geografía española que importaban productos de países como Estados Unidos, Francia o Alemania, punteros en aquellas nuevas técnicas.

Henry Schein en su farmacia de Queens, Nueva York, en 1932De la misma época son también los primeros depósitos dentales de países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia o Alemania donde se abren pequeños establecimientos para surtir a la profesión dental de productos y material de última generación. La revolución llega en el siglo XX con la distribución de esos productos a las propias clínicas dentales y entre esos primeros pioneros estuvo Henry Schein desde su primigenia farmacia en Queens, Nueva York, donde recibía pedidos a través de correo postal y los servía por todo el país.

Muchos años después, en los 80 vendría la introducción de la tecnología en los depósitos dentales con la posibilidad de hacer pedidos automatizados a través del teléfono pero no quedaría ahí, la creación de Internet y la web permitiría años más más tarde usar el comercio electrónico que ha revolucionado el sector de la distribución dental.