Buscar:   en Artículos adquiridos  | Opciones de búsqueda




Sensor intraoral RVG 6200 Carestream Dental


Logo Carestream

RVG 6200. Tecnología digital adaptada a usted

Descubra el poder de la tecnología personalizable con el sensor intraoral digital RVG 6200. Con un flujo de trabajo simplificado y diseñado para adaptarse a su forma de trabajo (y no al revés), el RVG 6200 es fácil de instalar y se integra fácilmente en la mayoría de software radiológico y de gestión de clínica dental.

Herramientas de procesamiento de imágenes personalizadas

Los médicos pueden optimizar el contraste de la imagen según sus necesidades de diagnóstico o preferencias visuales con el módulo CS Adapt: la nueva función que permite a los médicos establecer sus propios ajustes predeterminados para el procesamiento de imágenes personalizado. Los usuarios pueden elegir de entre 40 filtros preestablecidos de mejora de imagen o definir hasta cuatro ajustes favoritos, lo que da como resultado una zona de confort personalizada en cada cita.

Calidad de imagen adaptada a sus requisitos

Con el RVG 6200, su imagen ideal se obtiene con unos pocos 'clics'. El RVG 6200, que ofrece varias herramientas de procesamiento de imágenes definidas por el usuario, le permite personalizar las imágenes según sus propias especificaciones para un mejor diagnóstico y facilidad de uso.

Calidad de imagen líder del mercado

El RVG 6200 es el resultado de décadas de experiencia en radiografía digital. Nuestra tecnología avanzada con fibra óptica ofrece una alta resolución de imagen real de 24 pl/mm, mientras que la mayor amplitud de exposición garantiza una captura de imagen óptima en un amplio intervalo de exposición, por lo que este sistema es la opción idónea incluso para las aplicaciones odontológicas más complejas, incluidos los exámenes de endodoncia.

El valor de la tranquilidad

Tirones, mordeduras y caídas: nuestro proceso de prueba simula las situaciones cotidianas en una consulta odontológica de gran actividad. Con el RVG 6200 estará más que preparado para cualquier situación que ponga al límite la durabilidad del hardware. Los sensores RVG 6200 se someten a pruebas para garantizar un nivel de durabilidad a prueba de agua, lo que permite sumergirlos totalmente para el control de infecciones. Además, la carcasa resistente a los golpes está diseñada para proteger el sensor frente a mordeduras, golpes y caídas.